Veeduría

Símbolo

La imagen emblema del MAIS es una mazorca amarilla con hojas verdes en fondo rojo que simboliza la identidad, el saber ancestral, las tradiciones, la riqueza, la interculturalidad, la unidad y el buen vivir de los colombianos. El color verde representa la riqueza de la naturaleza; el amarillo la espiritualidad de los pueblos iluminados por el astro sol; el rojo significa la vida del ser humano y la sangre de los ancestros, y el blanco, la paz y la armonía con el entorno.

Misión y Visión

Misión

La misión del MAIS, al interior de la estructuras políticas del país, es ser un movimiento propositivo, renovador, pluralista, democrático, incluyente, defensor de los Derechos Humanos y de la Madre Tierra; capaz de liderar propuestas, procesos y cambios políticos que coadyuven en la construcción de un modelo de sociedad cimentado en el buen vivir, la gobernanza, la paz y la apropiación del proyecto de vida de la diversidad étnica, política, social y cultural del país.

Visión

En una década, MAIS tomará parte en las estructuras del poder a nivel nacional, mediante la participación efectiva de sus afiliados en todos los escenarios representativos de elección popular; será reconocido en los ámbitos nacional e internacional como un movimiento político y social coherente, legítimo por los resultados demostrados y su liderazgo ético, transparente, democrático, pacífico, respetuoso, constructivo e incluyente; mantendrá la fidelidad de su militancia; tendrá fuerte incidencia político - social en los niveles nacional, departamental y municipal; y será la voz de los Pueblos Indígenas y de todos los sectores sociales en las diferentes instancias de representación política.

Historia

Historia MAIS

En el VII Congreso Nacional Indígena, en el año 2007, se decidió retomar la participación de la dirigencia indígena en la política electoral, así como avanzar en la construcción de opciones de poder político real para sectores populares y democráticos del país que tradicionalmente eran excluidos.

Surge allí un mandato por parte de las organizaciones indígenas del país para apoyar el nacimiento de un movimiento político que diera directrices y representara los procesos indígenas y sociales.

En Santander de Quilichao (Cauca), en septiembre del año 2013, este mandato político recibió el nombre de MAIS - Movimiento Alternativo Indígena y Social; reivindicando la semilla generadora de vida y elemento común de las culturas nativas de América.

Después de un proceso de socialización en distintas regiones del país, el Movimiento Alternativo Indígena y Social se muestra en el espectro electoral en los comicios del nueve de marzo de 2014, debate donde obtiene la credencial de senador el dirigente Embera Luís Evelis Andrade Casamá.